Menu

.

sábado, 22 de octubre de 2016

[Reseña manga] Hiki


Título: Hiki
Título original: Hiki
Mangaka: Nangoku Banana
Género: Terror
Tomos: 1
Páginas: Aprox. 190
Editorial española: ECC Ediciones
Editorial japonesa: Shinshokan
Precio: 8,95€

Cuando Rin y sus amigos se adentran en la montaña con un mapa del tesoro en la mano, se encuentran con una vieja cómoda. En su interior, ella espera pacientemente a que alguien la saque, entonces, Rin abre un cajón...


Después de la desilusión que me llevé con Tsumitsuki este mes quise volver a darle una oportunidad a los tomos únicos de terror de ECC y Hiki me vino como anillo al dedo para ello.

He acortado la sinopsis que nos ofrece la contraportada del manga porque es ligeramente spoileadora y si alguien decide comprarse este tomo después de esta reseña prefiero que guarde un poco el factor sorpresa. Pero en resumen, el manga empieza con Rin y Yada buscando entre los cajones un CD y encontrando lo que parece ser un mapa del tesoro de la zona, con la curiosidad que nos despertaría a todos deciden ir a buscarlo y entremedio se van encontrando a otros amigos.

En medio de la montaña encuentran una cómoda, y al intentar abrir sus cajones encuentran al final de uno de ellos lo que parecen ser pelos morenos. Intentando descubrir qué es lo que hay sigue tratando de abrir los demás cajones hasta que le aparece una especie de flashback de una niña. 


Hasta aquí el manga me parecía interesante, tenemos lo que en principio parece ser una mezcla entre un cadáver o un fantasma y el argumento empieza a arrancar. He de reconocer que a partir de este punto el manga me aburrió, se basa prácticamente página tras página el protagonista encontrándose lo que viene a ser una cabeza de mujer con larga cabellera por todos sitios: en su pupitre, en su cartera e incluso en su bolsillo, entre otros.

Los elementos que le añaden para que sea más entretenidos tampoco me han convencido. Tenemos un padre que no cree a su hijo, una muchacha medio acosadora medio imbécil y finalmente unos amigos que solo aparecen a conveniencia del guión.


Así pues, llegamos al final donde por fin hay una parte que me convence y es que, sin entrar en mucho detalle, digamos que encontramos varias líneas temporales paralelas, con lo cual el anime nos deja con la duda de si todo lo que hemos leído es realmente como tal o sería mejor que nos comieramos un poquito el coco.

El dibujo es muy acorde a la obra, los personajes están bien dibujados, los fondos están más que correctos y "el mal" de la obra da mal rollito, con lo cual creo que ha sabido saber dibujar a cada cosa como toca, lo cual es un mérito porque los protagonistas no tienen necesidad de dar grima ni "el mal" parecer kawaii, que es de lo que pecan muchas obras de este estilo.

En resumen, un manga que particularmente no recomiendo. Para una leída y ya está. No es de terror, el argumento no se soporta y los pelos dan mucha grima (¿xD?); aunque he de reconocer que el final me gustó.

1 comentario:

Ritsuka-chan dijo...

Entre que no me gusta el terror y dices que no es una buena obra pues no creo que le una oportunidad xD aunque si que me ha parecido curioso el dibujo que el chico se ve como un prota shojo xD