Menu

.

jueves, 6 de octubre de 2011

[Reseña película] A todo gas 3: Tokyo Race

Esta tercera entrega cuenta la historia de Shaun Boswell, un chico que no acaba de encajar en ningún grupo. En el instituto es un solitario, su única conexión con el mundo de indiferencia que le rodea es a través de las carreras ilegales, lo que no le ha convertido en el chico favorito de la policía. Cuando amenazan con encarcelarle, le mandan fuera del país a pasar una temporada con su tío, un militar destinado en Japón, que vive en un diminuto piso en un barrio barato de Tokio. En el país donde nacieron la mayoría de los coches modificados, las simples carreras en la calle principal han sido sustituidas por el último reto automovilístico que desafía la gravedad, las carreras de "drift", una peligrosa mezcla de velocidad en pistas con curvas muy cerradas y en zigzag. En su primera incursión en el salvaje mundo de las carreras de "drift", Shaun acepta ingenuamente conducir un D.K, el Rey del Drift, que pertenece a los Yakuza, la mafia japonesa. Para pagar su deuda, no tiene más remedio que codearse con el hampa de Tokio y jugarse la vida. (Sacado de Yahoo Movies y Cinefb)

Para los que no me conozcáis bien, soy una gran amante de los coches y si a ese hecho le sumamos que soy una otaku que le encanta Japón y su cultura, esta película lo tiene todo (lo que me lleba a preguntar porque he tardado tanto en verla xD). Pese a ser la tercera de las películas de A todo gas ya me habían advertido que era la que menos tenía que ver con las otras, así que no había ningún problema si no había visto las otras (otro hecho que tampoco entiendo XD).

Sin duda alguna, la mayor dificultad de la película esque hay cachos en los que se habla completamente en japonés... Vale, sí que años y años viendo anime substitulado me han aportado algo, expresiones o frases sueltas, pero un diálogo entero creo yo que, o haces clases, o te buscas la peli con substítulos (que también podría haberlos buscado XD).

Si te gustan los coches la película se disfruta muchísimo, hay cantidad de escenas irreales (o si son reales, quiero que alguien me enseñe a hacerlas XDDD) y una gran variedad de modelos. Además, yo que soy una gran fan de la velocidad, la cantidad de carreras que hay le han dado un toque muy positivo a la película y me he sentido bastante identificada con el protagonista en cuanto a caracter (no situación, por dios XD).

Resumiendo cuentas, una película que si te gustan los coches no te puedes perder y si encima eres otaku y no la has visto... ¡Corre! ¬¬ si no os gustan los coches, la película se os podría hacer aburrida, pero bueno, ver las costumbres niponas ayudan a pasar el rato ;)

2 comentarios:

Shira dijo...

muy buena pagina en serio me gustaria afiliarme ^^ y nada isgo la pagina me paseare mas veces ke hace tiempo k no paseaba por el blog ^^

besitosss

Dai dijo...

No me gustan los autos xD Noes como Rapido y furioso? Ese tipo de pelis no me llama nada :(